La malaquita en: la mente, el espíritu y los sentimientos

Muchas son las antiguas creencias que se tienen sobre la malaquita, como piedra mágica, esotérica, espiritual e incluso sanadora. En la actualidad esto no ha cambiado mucho, ya que se mantienen muchas de esas antiguas creencias e incluso cada vez se incrementa el número de personas que aseguran que esta piedra les ha servido para canalizar sus emociones y sentimientos, para aclarar su mente y para sintonizar su espíritu con las mejores energías positivas.

La malaquita y la mente

Cuando se busca el concepto de la «mente» la mayoría de las definiciones suelen coincidir en que éste termino hace referencia al conjunto de capacidades intelectuales de la persona. De una manera más completa la Wikipedia define la mente como «el conjunto de facultades cognitivas que engloban procesos como la percepción, el pensamiento, la conciencia, la memoria, imaginación, etc., algunas de las cuales son características del humano y otras son compartidas con otras formas de vida». Esto nos indica que la mente esta en un constante trabajo, procesando la información que percibe de su entorno para convertirla en pensamientos, aprendizaje, emociones, memoria, imaginación, y otras tantas habilidades cognitivas.

Según los expertos en Gemoterapia y Cristaloterapia u otras disciplinas afines, aseguran que la malaquita fortalece la comprensión de los conceptos. Por lo que al estar en contacto con una malaquita fortalece su capacidad para absorber y procesar información, lo hace más observador y lo ayuda a comprender conceptos difíciles. Los pensamientos fluyen muy rápido y las decisiones se toman sin tener que pensar mucho.

La malaquita promueve la capacidad de observación, incluso las cosas pequeñas se perciben mucho más rápidamente y se reconoce su significado. Esto también aumenta la capacidad de crítica y confrontación y la disposición para hacerlo.
La malaquita puede ayudarte a aclarar tus pensamientos cuando tienes muchos dando vueltas y vueltas en tu cabeza.

La malaquita y el espíritu

Al tener los pensamientos claros y una excelente percepción del entorno y de nuestro interior, la malaquita fomenta la apreciación de la estética, la sensualidad y la belleza, la amistad y la justicia. Así también aumenta la empatía, permitiendo que se pueda imaginar lo que otras personas están sintiendo o viviendo.

De alguna forma la malaquita deshace la timidez en las personas muy introvertidas, despertando el deseo de nuevas aventuras y experiencias. Algunos aseguran que la malaquita ayuda a hacerte más consciente, pero además puede ayudar a recibir información del subconsciente o mensajes del futuro.

Le ayuda a reconocer y utilizar su poder de una manera constructiva y creativa. La malaquita limpia y activa los chacras y los sintoniza para recibir guía espiritual.

La malaquita es una piedra de transformación. Por esto algunas personas la usan para ver lo que está bloqueando su crecimiento espiritual.

La malaquita y los sentimientos

Esta piedra ha sido utilizada por ciertas personas que han querido sacar a la luz los sentimientos reprimidos que de alguna forma no les permite seguir tranquilamente con su vida. Por otra parte la malaquita es usada para eliminar las inhibiciones y estimular la expresión de los sentimientos.

La malaquita es una piedra que te ayuda a llegar al corazón de una situación, quitando toda niebla o confusión emocional que puede impedir tomar las decisiones.

En terapias de gemas esta piedra es muy importante porque puede ayudar a superar los miedos o el miedo a la auto expresión, ayuda a sanar heridas emocionales liberando experiencias negativas y traumas antiguos. Ayuda a mantener el equilibrio emocional, en el que la persona permanece en un estado de energía positiva.

La malaquita enseña a como tomar responsabilidad por tus acciones, pensamientos y sentimientos. Lo que sin lugar a dudas ayudará a crecer como personas a todos aquellos que ha apostado por la malaquita para lograr una sintonía y equilibrio entre los sentimientos, la mente y el espíritu.

Valorar este post